Oct 05

Por Felip Cirer Costa, diariodeibiza.es

   

     Es un enigma cuando comenzaron a explotarse económicamente las minas de s´Argentera, entre Sant Carles y Santa Eularia. Unos apuntan que el nombre, que deriva de la palabra latina “argenterum”, plata, indica que fueron explotadas por los romanos. Otros, sin embargo, consideran que incluso los púnicos ya conocían el lugar y hacían buen uso de él. Joan Castelló, conocido escritor y folklorista ibicenco ya planteaba todas estas hipótesis en un articulo publicado en 1962 en el Boletín de la Cámara de Comercio.

     En este artículo, sin embargo, nos limitaremos a apuntar algunas notas de estas minas situadas junto al pueblo de Sant Carles de Peralta, pero referidas a la última fase de su explotación, a caballo entre el siglo XIX y XX. El patrimonio subterráneo y también a lo que ha quedado en la superficie es suficientemente interesante para que las autoridades le presten atención. Si bien no es más que un intento industrial y comercial llevado a cabo por unos ibicencos que se dejaron en ello buena parte de su fortuna.

     En 1868 entró en vigor una nueva ley de minas que permitía la explotación del subsuelo, que hasta aquel momento era propiedad de la corona. Esa liberalización atrajo a numerosos inversores extranjeros que convirtieron la minería española en un sector próspero.

     La mina de s´Argentera también se vió favorecida por esta ley y a comienzos de la década de los años setenta del siglo XIX se producen los primeros intentos de volver a explotar estas minas.

     El promotor de la recuperación de esta Industria es Federico Lavilla González-Turija, que llegó a la isla de Ibiza como comisario de guerra y que rápidamente se integró en la sociedad ibicenca. Se casa con Leocadia Jové, una joven catalana que residía en Eivissa en casa de unos familiares.

     Pronto, en 1874, Lavilla ya era propietario de una de las mejores casas de Dalt Vila, la situada en la calle de Sant Lluís haciendo esquina con la calle de la Santa Faç, próxima a la iglesia de l´Hospitalet y que antes había sido hospital militar.

     Lavilla tenía muy buena amistad con influyentes políticos españoles como el republicano Nicolás Salmerón, y en especial con Cipriano Garijo, que parece que se alojó en la casa de Lavilla durante las escasas visitas que realizó a Eivissa. En 1874 Garijo era gobernador civil de Baleares y después fue diputado por Eivissa en diversas legislaturas, siempre con el apoyo de los liberales ibicencos. Lavilla (1836-1906) y Garijo (1838-1911) eran coetáneos, los dos eran andaluces, el primero había nacido en Granada y el segundo en Córdoba. Las ideas liberales de los dos hicieron que su amistad nunca se rompiera.

     Lavilla, nuestro protagonista, pronto abandonó la carrera militar y se dedicó a la política y a los negocios. Fue dos veces diputado provincial, en 1873, por los municipios de Santa Eulària y de Sant Joan y la segunda, entre 1880 y 1884, por los municipios de la ciudad de Eivissa y Formentera. En aquel momento, el distrito electoral pitiuso se dividía en tres circunscripciones, que escogían un diputado cada una de ellas: Ciudad de Eivissa y Formentera; Santa Eulària y Sant Joan de Labritja y finalmente, Sant Antoni de Portmany y Sant Josep. Volvió a repetir como diputado provincial en la legislatura de 1880-84.

     En 1872 fue declarado Hijo Adoptivo de la ciudad de Eivissa; el alcalde en aquel momento era Bernat Calbet i Joan. Esta distinción fue motivada a que mediante la explotación de las minas daba trabajo y subsistencia a un gran número de familias ibicencas que desconocían las riquezas del subsuelo. Esta fecha nos permite afirmar que en aquel momento la explotación estaba en plena actividad. Pero se dice que en los primeros años los trabajos se dedicaban más a la búsqueda de plomo en los restos de las explotaciones antiguas que a la extracción de mineral y había más de una compañía trabajando. De hecho, se habla de cuatro empresas.

     En un primer momento parece que Lavilla obtuvo unos beneficios de 135.000 pesetas, una cantidad considerable para la época. Trabajaban en las minas más de un centenar de personas y se dice que los mineros procedentes de la Sierra de Cartagena enseñaron a los obreros ibicencos como extraer el mineral y su presentación en los mercados.

Cala Pada
     El mineral era transportado hasta la costa, a cala Pada, donde era embarcado hacia los mercados exteriores. Cabe pensar en las pequeñas embarcaciones de cabotaje que existían en aquel momento para poder entender que tipo de embarcaciones podían accediera a esta diminuta cala.

     Ibiza vivió una verdadera fiebre minera similar a otras que se produjeron en otros lugares, fiebre que se contagió a todas las capas sociales de la isla: algunos se embarcaron en una empresa llevados por el optimismo y con el afán de conseguir unas ganancias fáciles aunque no pensaban en una inversión con futuro. Los principales propietarios, además de Federico Lavilla, eran Joan Calbet y Bartomeu Vicent Ramón i Tur.

     Desde un principio la explotación tenía un grave problema: la existencia de una gran cantidad de agua en las galerías de las minas, lo que dificultaba en gran manera su aprovechamiento. Los problemas con el agua comenzaron alrededor de 1886 y 1889, que fue un año de abundantes lluvias, provocó que los trabajos de extracción de mineral se interrumpiesen casi totalmente. Pensemos que muy cerca de las minas discurre el torrent d´Arabí, que atraviesa la venda y acaba en la costa de s´Estanyol, que llevaba también abundante agua. Lo primero que se intentaba en una especie de manual era sacar el agua; después se instaló un primer motor de vapor de tres caballos de potencia que accionaba unas bombas extractoras. Más adelante se instalaron dos bombas de vapor de doble efecto de sacaban 140 metros cúbicos de agua por hora, instaladas a 35 metros de profundidad. Pero la cantidad de agua del subsuelo era demasiado importante para que esos recursos tuvieran éxito.  

    

Cortesía de Diario de Ibiza 

Más información en www.diariodeibiza.es

escrito por vicente


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin