Oct 11

Por Vicente Marí

   

     Hace algunos años, en abril de 2.005, la prensa local se hacía eco del descubrimiento casual que tuvo lugar en enero del mismo año de lo que parecía ser un submarino que reposaba en el fondo marino a una profundidad de unos 85 metros a una milla de la isla de Tagomago. Bajo el título “Aparece un submarino perdido”, la noticia decía: Un grupo de buceadores profesionales de las escuelas especializadas Mundo Azul y H2O y de la empresa Filmasub han localizado un submarino de la Segunda Guerra Mundial hundido en aguas pitiusas. El sumergible pertenece probablemente a las armadas alemana o italiana. Los investigadores, que no han revelado el punto exacto del hallazgo, planean tomar en breve algunas fotografías del exterior del pecio para identificarlo, aunque sin acceder al interior, ya que podría tratarse de una `tumba de guerra´ protegida por la legislación internacional y por tanto inviolable.

     Una de las personas consultadas por el equipo de submarinistas y que participó en las tareas de búsqueda y localización es el ibicenco Pere Vilás Gil, que considera que, con toda probabilidad, el submarino podría ser el U-602 de la Armada alemana, que dio su última posición por radio el 19 de abril de 1943 al norte de Orán (Argelia). Transportaba 47 hombres a las órdenes de Philipp Schüler y tenía la misión de patrullar las aguas de Balears y la costa africana. Desde ese día no hubo nunca más noticias de una nave de 67 metros de eslora, 1.070 toneladas y 14 torpedos”.

     A pesar de que había otros dos serios candidatos como el “Zafiro” o el “Sebastiano Veniero”, ambos de la armada italiana y con base en Cerdeña, desde un principio se creyó que se trataba del U-602, un submarino alemán que se cree que se perdió mientras navegaba por el mediterráneo. El “Zaffiro”, de la clase Sirena y botado en 1933, fue atacado el 9 de junio de 1942 al sur de las Pitiüses, al ser detectado y bombardeado por un hidroavión Catalina, un aparato de la RAF británica con base en Gibraltar. El “Zaffiro” tenía 60 metros de eslora, había zarpado de Cerdeña el 8 de junio de 1942 bajo el mando del tenente di vascello Carlo Mottura y llevaba 46 tripulantes a bordo. En cuanto al  “Sebastiano Veniero”, que partió del puerto de Cagliari el 17 de mayo de 1942, se dio por perdido al no haber comunicaciones por radio doce días más tarde. Medía 73 metros de eslora y estaba tripulado por 58 marineros. Pudo haber sido hundido por otro hidroavión británico tras una cruenta batalla, según el investigador Vilás Gil. Eso ya nos dejaba con una posibilidad por encima del resto.

     El U-602 era un submarino nuevo, construido dos años antes en los astilleros Blohm & Voss, de Hamburgo, y apenas había participado todavía en misiones de importancia. Comandado por Philipp Schüler, su tripulación constaba de 48 hombres, de los que nunca más se supo. El descubrimiento y lo que esto podría significar hizo que rápidamente se pusiera en marcha un procedimiento para su localización e identificación.

     Durante las siguientes semanas, los responsables del hallazgo, un equipo compuesto por Cristof Ubbelohde, Luc Fuster Ferrer y varios buceadores de H20 y Mundo Azul, creen que la posibilidad más viable por sus dimensiones es que se trate del submarino italiano “Zaffiro”, que era un modelo de “exploración” que “se dedicaba a la confección de planos”, por lo que “no portaría armamento que puediera resultar peligroso”.

     Durante las meses siguientes no apareció ninguna imagen que diera validez al hallazgo y una y otra vez, las expediciones que debían fotografiar, filmar y validar el descubrimiento sufrían continuos retrasos hasta que el tema, poco a poco, se fue olvidando.  

     No obstante, un artículo publicado en 2.011 sobre el tema (http://hemeroteca.mennta.es/2011/01/02/en-busca-del-submarino-u-602/) me hizo remover la información publicada en aquel tiempo y contrastarla con la que tengo en la actualidad. Dicen que la verdad es hija del tiempo. Y si lo es, esta es la verdad: No se ha hallado ningún submarino en las proximidades de Tagomago. Contacté con un conocido que se mueve en el mundo del submarinismo local, quien a su vez tiró de otros contactos hasta que un día me llevó a un foro en el que se hablaba de este tema en el que podía leerse lo siguiente:

El equipo ibicenco que tiene los permisos necesarios desde hace meses no ha realizado aún el descenso que tenía previsto, mientras que la empresa madrileña Filmasub afirmó ayer: “Tenemos la cosa un poco abandonada”, por problemas económicos y aseguraron que no hay una fecha para la inmersión.

Desde entonces ni una noticia más, y anterior a esta fecha y desde que se inició o “descubrió” de nuevo el submarino en 2001-02 tampoco nada, ni una sola prueba.
Como dije, debido a mi actividad relacionada con el buceo conseguí contactar telefonicamente a través de una tercera persona con Cristof Ubbelohde, y me dirigí a él con la intención de saber en qué había terminado todo el asunto y incluso ofrecer mi colaboración. De esto hace tres o cuatro dias, me dijo que habían ido con un barco a la posición y bajarón un ROV (un robot con cámara) pero solo había piedras. Me dijo que él no había visto el submarino, ni tampoco Luc Fuster, pero que confiaba en su amigo Dominique de Larrard, el que teoricamente lo habia reencontrado tras inspirarse en el antiguo libro del francés B.E.
Le comenté a Cristof que yo había encontrado en el foro de Uboat.net http://www.uboat.net/forums/read.php?3, … #msg-17476 como Luc Fuster entre las fechas del 22-6-02 al 26-6-06 se dirige a pedir información a foreros de los u-boat sobre el U-602 y habla y lo describe como si hubiera estado en él. Cristof me responde que Luc no estuvo en el submarino.
Todos estos datos, la falta de una sola prueba y la conversación con Cristof me ha hecho llegar a la conclusión de que no hay tal submarino en Ibiza, y si lo hubiera no está localizado y mucho menos todavía tiene porqué ser el U-602.
Creo que a veces las noticias vuelan sin contrastar y sin pruebas por los medios de
información”.

     Leer aquello me obligó a investigar y busqué información sobre los posibles submarinos hundidos en el mediterráneo. Se puede encontrar en internet la posición en la que fueron hundidos los submarinos U-602 y “Sebastiano Veniero”, que se citan como hundidos en las “cercanías” de Ibiza. Esa proximidad es relativa, porque el U-602 fue hundido por un avión de la RAF entre Cartagena y Argelia, a aproximadamente unas 120 millas náuticas de Ibiza, y el “Sebastiano Veniero” fue hundido al sur de Mallorca, a unas 90 millas náuticas de Ibiza. Lógicamente, son posiciones aproximadas, sujetas a error. De hecho, otros submarinos germanos (U-755 al norte de Ibiza, el más cercano, U-74 y U-77 frente al cabo de Palos) fueron hundidos más cerca que los otros dos supuestos candidatos. Varios submarinos fueron hundidos en las cercanías de Orán, al sur de las Baleares, entre ellos los U-960, U-331, U-443, U-616, U-602, U-595, U-414, U-224, todos ellos cerca del lugar de la probable pérdida del U.602.
     Algunos investigadores creen que puede ser posible que muchos submarinos que se han dado por hundidos en zonas concretas pudieron escapar de los ataques y luego perderse perdieron por otros motivos y en otros lugares. Pero el sino del U-602 parece bastante claro.

     A las personas consultadas les llama la atención un supuesto hundimiento tan cerca de la costa española, en una fecha (23 de Abril de 1943) en las que los aliados aún preferían ser cuidadosos con el trato con la España franquista. Eso no quiere decir que no se atacasen los submarinos avistados, estuviesen o no en aguas territoriales: el U-535 fue hundido a 8 millas de las costas gallegas, y el U-514, a menos de 3 millas. El problema es otro, para poder hundir un submarino tan cerca de la costa es preciso que esta sea sobrevolada una y otra vez por los aviones de reconocimiento, en una evidente violación de la soberanía, y siendo probables ataques por error contra embarcaciones costeras, etcétera. A cambio, los submarinos alemanes, que lo sabían, intentaban “pegarse” lo más posible a la costa española, hasta que las patrullas aliadas les impidieron agruparse en zonas tan restringidas.

     Es evidente pues, que el submarino fue más una ilusión óptica que una realidad palpable.    

     Puedes ver más sobre otros Misterios y Leyendas de las pitiusas pinchando en el enlace.     

escrito por vicente


One Response to “El submarino hundido de Tagomago”

  1. 1. Eulalia ha comentado:

    Este tema me parece muy interesante. En el 2005 o 2006 salieron unos articulos sobre este tema en el Diario de Ibiza y el Ibiza Heute y me parece recordar que ahi se decia que el equipo de submarinistas si habia visto al submarino.
    Acabo de encontrar un articulo online donde pone que uno de ellos si vio el submarino… Si que es una historia rara..

Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin