Sep 08

Por Marta Torres, diariodeibiza.es

    

     Can Misses quiere aplazar el traslado de las consultas externas al nuevo hospital a finales de 2012, cuando todo el complejo esté terminado, según afirmó este pasado martes un portavoz de la gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera, que negó «categóricamente» que el retraso en la mudanza se deba a cuestiones económicas o a que los profesionales del hospital que debían mudarse se hayan negado a hacerlo. El anterior gerente, Julio Villar, aseguró que el primer bloque del complejo hospitalario estaría finalizado en junio, tras lo que se mudarían a él buena parte de las consultas de los especialistas.
     El nuevo gerente, Ignasi Casas, sin embargo, considera que es mejor esperar «por cuestiones operativas y prácticas» (siempre según un portavoz) a que toda la obra esté finalizada, lo que se prevé que sea entre octubre y diciembre de 2012. En estos momentos, el gerente negocia con los responsables de la conselleria balear de Salud la posibilidad de esperar más de un año para comenzar la mudanza. «Él es partidario de un traslado diferente al que se había planteado, de hacerlo todo de una sola vez y no por partes, considera que es lo más conveniente y está tratando ese tema con la conselleria y la dirección del Ib-Salut», añadió el portavoz.
     Esta misma persona explicó que el gerente quiere esperar porque trasladar las consultas significaría comenzar las obras en el viejo Can Misses (que acogerá el centro de salud, cocina, docencia, esterilización y atención sociosanitaria), y prefiere esperar a que finalicen las del nuevo hospital para iniciar la reforma de las actuales instalaciones, por «comodidad» y «por seguridad de los pacientes», según él mismo ha explicado en alguna ocasión.
     Fuentes del hospital aseguran que la empresa les ha comunicado que recibirán este primer bloque de consultas (el más cercano al primer cinturón) antes de que finalice el mes de septiembre. La entrega de este edificio se producirá cuatro meses después de lo anunciado por el anterior conseller de Salut, Vicenç Thomàs. La demora se ha debido a «problemas burocráticos» y a un retraso en las obras, según explicaron desde la gerencia, que apuntó a la falta de conexión a la red eléctrica. En cuanto Can Misses cuente con el nuevo edificio se equiparán las consultas, pero esto no significa que se vayan a abrir, ya que dependerá de que la consellera de Salud, Carmen Castro, apruebe la propuesta de Casas.
     Ya en el mes de febrero el anterior gerente señaló que aunque estaba previsto el traslado para el mes de junio, no todas las consultas externas se mudarían al nuevo bloque de forma inmediata por una cuestión «operativa», como Traumatología, que ya había comunicado que se quedaría en el viejo Can Misses hasta que Radiología (que se ubica en otro bloque) también se trasladara a las nuevas instalaciones hospitalarias.

    

Cortesía de Diario de Ibiza      

Más información en www.diariodeibiza.es

escrito por vicente


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin