Jul 03

Por Carmelo Convalia, diariodeibiza.es

      

     La planta hotelera de Formentera, estimada en unas 10.000 camas, está al completo desde hace dos semanas y, exceptuando la primera semana de julio, cuando la demanda desciende un poco, continuará así hasta septiembre. La frase más escuchada entre los empresarios y trabajadores del sector es que «parece el mes de agosto», época en la que se registran las cotas más altas de ocupación. Lo mismo ocurre con la flota de vehículos de alquiler, estimada en unas 8.000 motocicletas y unos 1.200 turismos. En cambio la oferta complementaria no acaba de estar satisfecha, aunque los negocios con más solera funcionan a pleno rendimiento ya sean restaurantes, bares, supermercados o tiendas de ropa y recuerdos.
     Tanto la presidenta de la asociación hotelera de Formentera, Noelia Ferrer, como el presidente de la asociación insular de empresas de vehículos de alquiler de Balears (Aevab), Javier Verdera, coinciden en que la temporada ha arrancado superando «las expectativas iniciales » que ambos sectores tenían.
     «Desde el puente de Sant Joan tenemos lleno, pero esto ha ocurrido otros años, aunque esta vez la ocupación es mejor ya que en la primera quincena de junio tuvimos, según nuestros datos, un 9 por ciento más respecto al mismo periodo del pasado año», explica la portavoz de la patronal hotelera, Noelia Ferrer.
     Por lo que respecta a los rent a car, Verdera señaló que en la actualidad está alquilada el 98 por ciento de la flota de coches, aunque se mostró prudente: «No podemos echar las campanas al vuelo hasta ver cómo funciona la primera semana de julio». En cambio sí que hay disponibles motocicletas y bicicletas, aunque este último medio de transporte es el menos solicitado. El representante del sector reconoció no obstante que las perspectivas son muy buenas: «Es cierto que está siendo una temporada excepcional, en junio hemos superado las previsiones y veremos cómo se comporta la primera semana de julio, después será igual que ahora».
     En este sentido, la presidenta de los hoteleros coincidió y justificó su duda por el bache de ocupación que tradicionalmente se produce en la primera semana de julio, debido al cambio de temporada, de media a alta, que representa una aumento de los precios de entre el 10 y el 15 por ciento.
     No obstante señaló que tener altos índices de ocupación no está relacionado con el poder adquisitivo de las personas que eligen Formentera para pasar sus vacaciones. Por nacionalidades el mercado que sigue siendo mayoritario es el italiano, seguido del español, el alemán y el británico.
     Noelia Ferrer no quiso hacer un análisis triunfalista de la situación y señaló que «hasta septiembre no se podrá hacer un resumen fiable de cómo ha ido la temporada».
Más calidad
     Para la presidenta de los hoteleros es necesario invertir la tendencia hacia «un turismo de más calidad» y señaló que para conseguirlo la Administración debe cuidar dos aspectos fundamentales: la limpieza de los espacios públicos (incluidas las playas) y la seguridad y el orden público, refiriéndose al control de la música en determinados establecimientos, sobre todo en es Pujols, que abren «24 horas» y que generan molestias a los visitantes que pretenden pasar sus vacaciones de forma tranquila y sin molestias en horas de sueño.
     Respecto a la limpieza admitió que en la actualidad el servicio es correcto, «aunque podría ser mejor» pero sobre todo apuntó las quejas que reciben por parte de algunos turistas sobre la presencia de posidonia y medusas muertas en las playas. « Debemos conseguir tener más calidad y menos cantidad en nuestra oferta, este es nuestro reto», concluyó Ferrer.

       

Cortesía de Diario de Ibiza     

Más información en www.diariodeibiza.es

escrito por vicente


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin