Oct 25

      

     La infección de orina está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones.
     Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias (85 por ciento de los casos), aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino.
     También hay otras bacterias que pueden causar infección urinaria, como las denominadas Chlamydia y Micoplasma; éstas, a diferencia de la anterior, pueden transmitirse sexualmente, de manera que, en dicho caso, ambos miembros de la pareja deben someterse a tratamiento.
     Dos últimas modalidades de infección serían la esquistomatosis y la filariasis, provocadas por lombrices y que son, a su vez, causa frecuente de insuficiencia renal.
     El médico especialista que trata los variados trastornos relacionados con el tracto urinario se llama urólogo.
     Infección de orina o del tracto urinario son expresiones que engloban diferentes enfermedades infecciosas (producidas por un microorganismo o germen) y que afectan a cualquier parte del sistema urinario (riñón, uréteres, vejiga urinaria o uretra).
     En la mayoría de casos las bacterias empiezan multiplicándose en la uretra, provocando una uretritis. Desde aquí las bacterias pueden desplazarse hacia la vejiga, causando una cistitis. Si la infección no se trata con rapidez, entonces los microorganismos pueden ascender por los uréteres hasta los riñones produciendo una uretritis y/o una pielonefritis.

Cistitis:

     Consiste en la inflamación de la vejiga urinaria, normalmente en su capa mucosa interna y suele ser por causa bacteriana

Consejos:

• Cataplasmas de arcilla fría.
• Beber solo agua.
• Higiene genital.

Incontinencia urinaria:

     Imposibilidad de controlar la emisión de orina, caracterizada por pequeñas emisiones involuntarias ante un esfuerzo (toser, reír, gimnasia,..).

     Suele aparecer en edades tardías pero en mujeres puede presentarse después del parto y en hombres tras operaciones de próstata.

Consejos:

• Ejercicios de tonificación de la musculatura genito-urinaria.

Infección de orina:

     Proceso en el que a causa de unos gérmenes (bacterias como el E. Coli) se produce una infección y inflamación de los órganos implicados en la micción, concretamente en la uretra y vejiga.

     El signo típico es una fuerte sensación de escozor al emitir la orina.

Consejos:

• Control de la dieta.
• Caldos depurativos (Cebolla, Apio).
• Beber solo agua.

      

Cortesía de www.sabervivir.es

escrito por Administrador


5 Responses to “Infecciones de orina y ginecológicas”

  1. 1. infeccion urinaria ha comentado:

    es muy interesante y muy cierto lo que escribes en tu articulo,e encontrado una pagina donde quiza te pueda ayudar a complementar tu articulo.

    http://infeccionurinaria.wordpress.com

  2. 2. dieta ha comentado:

    que onda con ustedes que no tienen vida

  3. 3. dieta ha comentado:

    esribe un poco mas no seas flojo!

  4. 4. julio ha comentado:

    no comer comida con picante dieta leve

  5. 5. carnet manipulador de alimentos ha comentado:

    Interesante post! No se debe confiar, hay que acudir al medico.

Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin