Jul 05

Por Vicent Marí

    

     Es normal que, a través de nuestra vida, el cuerpo experimente dolor, molestias, enfermedades a lo largo de distintas fases por las que pasamos. El cuerpo depende de factores hereditarios, del entorno en el que se mueve y del cuidado que le profesemos. La salud se define como “ausencia de enfermedad”, pero gozar de buena salud es más que eso. Por eso he traído a Mennta un fenómeno que he conocido recientemente.

     Hace unas semanas, escuché a una mujer hablar sobre el biomagnetismo médico, lo impresionada que se quedó con lo que experimentó y lo recomendó a una amiga que a mi juicio rondaba el medio siglo cuando esta última le comentó que tenía fuertes dolores en la parte baja de su espalda. Su testimonio desprendía un cierto optimismo, lo que no fué suficiente para convencerme. Por ese motivo, decidí averiguar un poco más sobre este fenómeno, por lo que me puse en contacto con Joan Roig, que aplica este novedoso método en el gimnasio Budoka desde hace dos años con grandes resultados en personas con distintas problemáticas.    
     Según Roig, “el biomagnetismo médico demuestra que aplicando una serie de imanes de una determinada fuerza y polaridad en puntos específicos del cuerpo se consigue exterminar en un corto espacio de tiempo y de forma satisfactoria ciertos tipos de virus, bacterias, hongos o parásitos causantes de enfermedades graves, algunas incluso en las que la medicina oficial no siempre reconoce una etiología microbiana como la diabetes, la artritis, psoriasis u otras como la fibromialgia, herpes, esclerosis múltiple, lupus, VIH, papiloma, epilepsia e incluso ciertos tipos de cáncer. También corrige disfunciones glandulares, orgánicas e incluso psicoemocionales”.

     Roig asegura que “en una sesión de Biomagnetismo no se utilizan equipos invasivos, eléctricos o tecnológicos. Sólo se utilizan imanes terapéuticos a la vez que se realiza un rastreo similar a los de kinesiología para detectar los patógenos, por lo que no tiene contraindicaciones y el paciente ni tan siquiera necesita desvestirse”.

     A juzgar por la respuesta que nos ofrece Roig, deducimos que es un tipo de práctica que podría definirse como “medicina alternativa”, puesto que no es como la medicina tradicional que diagnostica y trata. Roig nos explica que “descubro esta práctica y me intereso por ella cuando un amigo que tenía diagnosticado una Hepatitis C encuentra la solución definitiva al someterse a varias sesiones de biomagnetismo. Manolo Cortés, pionero en el Biomagnetísmo médico en España nos visita una vez al mes tratando todo tipo de casos, en algunos casos desahuciados por los médicos y consiguiendo estupendos resultados. Este hecho despierta mi interés por esta práctica y hace dos años participé en unos seminarios de formación impartidos por el Dr. Isaac Goiz, que es el descubridor e investigador de este sistema, y certificados por el colegio de Biomagnetismo Médico en Mexico y la propia universidad mexicana, que reconoce e imparte este tipo de formación. Budoka tiene una experiencia de tres años, desde 2007, año en que lo traemos a Ibiza a través de uno de los socios de la entidad”.

     Roig tiene muy claro una de las cosas que más le gusta de esta práctica: “Junto a mis colaboradores, hemos tratado más de doscientos casos, algunos de ellos muy graves, con unos resultados que no dejan de sorprenderme y lo convierten en una labor apasionante. El hecho de ver como personas que llegan con mucho sufrimiento y con la sentencia de incurable o crónico, en dos o tres sesiones han olvidado que un día padecieron esa dolencia”.

     “Una sesión dura  entre una hora y media y dos horas en las que se rastrean más de doscientos puntos que el terapeuta detecta, a la vez que se localiza el par o correspondencia de curación, aplicando el imán correspondiente durante veinte minutos y así sucesivamente, de manera que si localizamos muchos patógenos, la sesión se alarga, aunque nunca supera las dos horas de duración”, comenta.       

     Cuando le preguntamos qué personas se pueden someter a estas sesiones, Roig nos asegura que ”Tratamos incluso niños. Todas las personas, sin límite de edad pueden someterse a un chequeo por Biomagnetismo, simplemente como medicina preventiva, ya que al eliminar muchos patógenos se previene su asociación y su posterior desarrollo en enfermedades manifiestas, crónicas o  graves, si bien en estos estadios el Biomagnetismo actúa con eficacia y rapidez a partir de la primera sesión, lo que resulta muy difícil de creer para quienes no lo han experimentado o vivido en un familiar cercano”.

     Roig afirma que a día de hoy tienen más trabajo del que pueden realizar. “El precio que cobra cualquier profesional titulado oscila entre 70 y 100 € por sesión dependiendo de su prestigio y del tiempo que invierte en la sesión. Nosotros, y cuando digo nosotros me refiero a un amigo de Valencia, que concretamente ejerce en el Yoga Center de Oliva, y en Budoka decidimos no ponerle precio a la salud y menos a una herramienta tan eficaz, por lo que tenemos una manera un tanto peculiar de cobrar: ponemos una urna cerrada en la que la gente una vez recibida la sesión, nosotros le informamos de lo que se cobra habitualmente para que tenga una referencia y le dejamos a solas con la urna para que ponga la voluntad, de esta manera todo el mundo tiene acceso a la salud adaptada a su realidad, voluntad y bolsillo”. 

     Roig me apunta al finalizar la entrevista que en la revista Discovery Salud en el número 112 y en el 118 hay dos artículos muy ilustrativos de lo que es el Biomagnetismo médico. El primero es una entrevista a Isaac Goiz  y en cuanto al segundo, es un artículo sobre la eficacia real del par magnético puesta a prueba por más de doscientos pacientes, con un equipo médico internacional de investigación con los análisis de cada caso con analíticas de antes y después. Recomiendo su lectura para comprender mejor este fenómeno.

          Budoka está en la calle Vicente Serra 20, en Ibiza y en la avenida de Portmany, 20 en Sant Antoni. En Valencia, en la playa de Oliva se encuentra Yoga Center Sa Torre. El teléfono unificado para solicitar citas es el 971.19.47.15, unicamente en horario de tarde, preguntando por Claire.

     Puedes saber más sobre este fenómeno en este vídeo.

escrito por Administrador


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin