Abr 13

Por  Marta Torres

     

     El gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Julio Villar, ha anunciado su intención de potenciar la colaboración entre el hospital Can Misses y el de Son Dureta en la asistencia sanitaria a los pacientes. Villar anunció hace unos días que a partir de ayer oncólogos del hospital mallorquín visitarán Ibiza dos o tres veces por semana para atender a los pacientes. El gerente explica ahora que no se trata de una iniciativa que se vaya a quedar únicamente en el servicio de Oncología, sino que a lo largo de este año se irá ampliando a otros departamentos. Julio Villar matiza que la decisión del desplazamiento de los oncólogos de Palma no responde a una medida provisional ni a una manera de evitar contratar a más especialistas sino a un cambio en el sistema organizativo de la asistencia a los pacientes que se aplicará en más especialidades.
     El responsable del Ib-Salut en las Pitiusas señala que esta medida pretende garantizar que los enfermos de Ibiza reciben la misma atención que los de Mallorca. «Es absurdo hoy en día pretender que hospitales pequeños tengan de todo con el mismo nivel de calidad que un hospital grande. La única forma es compartir recursos», comenta el gerente, que detalla que con las nuevas tecnologías los médicos de Son Dureta y los de Can Misses pueden «discutir» sobre el estado y tratamiento más apropiado para un paciente sin que éste haya tenido que salir de la isla. Villar insiste en que no es una medida transitoria: «Lo que pretendemos es estructurarlo con el servicio de allí y establecer un sistema de funcionamiento estable. Ya hemos empezado a trabajar en ello y en un par de meses yo creo que funcionará de forma clara. Es un proyecto que mejorará con el tiempo».
Captar profesionales
     Villar recuerda que este sistema ya funciona en otras especialidades, como es el caso de traumatología infantil. La intención del gerente es aplicar esta línea de trabajo en los servicios en los que haya problemas para encontrar profesionales para Ibiza, siempre «sujeta a la voluntad de los facultativos de Can Misses», ya que está convencido de que es inviable sin el acuerdo de los que van a tener que ponerlo en marcha. «El problema de falta de especialistas va a seguir existiendo, esto no es cuestión de un día y tenemos que garantizar la asistencia. Lo haremos en todos los servicios en los que aquí haya una limitación», añade.
     Además de beneficios para los pacientes, el gerente está convencido de que este sistema facilitará la contratación de médicos para el hospital ibicenco. Asegura que la posibilidad de involucrarse en equipos de trabajo e investigaciones que se estén desarrollando en Son Dureta hará que Can Misses resulte un destino «más atractivo» para los profesionales. Villar insiste en que la puesta en marcha de esta colaboración no significa que se renuncie a contratar los médicos que faltan.
     El gerente aboga por este sistema de trabajo de cara a la puesta en marcha del futuro hospital y la incorporación a la sanidad pública pitiusa de nuevos servicios como neurocirugía y cirugía maxilofacial. «Todo lo que aquí, por cuestión de volumen y de conocimientos, no se pueda hacer intentaremos compartirlo con especialistas de hospitales más grandes, de Mallorca y también de otros lugares, incluso de fuera de la Comunitat, con el fin de que los pacientes se desplacen lo menos posible», afirma. La idea es que los facultativos compartan la información sobre los enfermos y que se desplacen hasta la isla explica Villar. «Si es necesario que los pacientes salgan de la isla, que sea el menor tiempo posible. Eso reduce la incomodidad y las molestias para ellos y sus familiares de forma importante», recalca antes de insistir en que el hecho de que profesionales de otros hospitales puedan ver sus casos «les garantiza que la asistencia la tienen con la máxima calidad». Villar explica que los pacientes seguirían teniendo que desplazarse fuera de la isla para algunas intervenciones, pero que este sistema evitaría que tuvieran que volver a viajar para revisiones, ya que se intentaría que fueran los médicos los que se trasladaran regularmente a Ibiza.
     El gerente asegura que esta línea de trabajo se está desarrollando en muchos hospitales españoles. «Cada vez más centros pequeños y grandes participan de un proyecto común. Se trata de sumar esfuerzos», reitera. 

                                            

Cortesía de Diario de Ibiza       

Más información en www.diariodeibiza.es

escrito por Administrador


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin