Mar 11

Por Xavi Pons

  

Agresion escolar niño     Desgraciadamente, es muy posible que muchos padres no le dén a este artículo la importancia que tiene. En un mundo en el que la violencia es un asunto cotidiano y cada vez más frecuente y próximo, habrá quien se decante por resolver los problemas a la antigua usanza en vez de usar el diálogo, la negociación y la tolerancia.

     Teniendo en cuenta que en el colegio los propios niños de corta edad, incluso siendo bebés ya pueden ejercer la violencia contra otros por no compartir un juguete, inculcar el concepto de la no violencia puede ser algo arriesgado para un padre, ya que en su fuero interno, sabe que hay que defenderse de las amenazas que acechan en el mundo. Tal vez los padres piensen con toda la razón que inculcarle el concepto de la “no violencia” sería hacer de él un blandengue o una víctima fácil para otros chicos. No se trata de eso. Es evidente que si una persona es débil y los demás lo perciben, buscarán aprovecharse de él. Es fundamental desarrollar mecanismos de defensa tanto a nivel físico como mental sobre todo desde las primeras edades, ya que los niños suelen ser especialmente crueles en esa etapa con otros niños. Pero lo que quiero explicar es que, aún siendo muy capaz de ejercer la violencia contra otros, la primera opción debe ser la “no violencia”.

     Hay un dicho que dice “lucho para no tener que luchar”. Lo que ese dicho quiere explicar es que hay que desarrollar sistemas de defensa eficaces por si algún día hay que ponerlos en práctica. Esos mecanismos incluyen la violencia física. Una persona que proyecte seguridad en ella es muy posible que no necesite proyectar la violencia para hacerse respetar. En cambio, si lo que proyecta es vulnerabilidad, su físico es débil, lo más probable es que, aunque él no quiera, tenga que usar la violencia para hacerse respetar. “La violencia hay que proyectarla”, aseguran algunos deportistas de la lucha profesional. “De esta manera, pocas veces tendrás que utilizarla”, apostillan.

     Como padre, es para mí un dilema tan preocupante que mi hijo sea agresivo como que sea el blanco de todas las peleas y burlas. Mi cometido es educarle y mi educación no se ha basado en la violencia, salvo única y exclusivamente como medida de defensa.

     Todos sabemos que la violencia genera más violencia, por lo que, ese concepto de “no violencia”, debe empezar por nosotros como padres y educadores. No importa que nuestro hijo se vuelva insoportable una tarde: eso no justifica un cachete, una bofetada ni cualquier tipo de agresión. Hay que ser pacientes y no perder el control a pesar de lo tentador que pueda ser a veces y dejarse llevar. Perder el control y darle un bofetón a un hijo no le educará en la no violencia, sino todo lo contrario: la fomentará. Aunque suene muy a cuento, a los hijos hay que educarles desde el diálogo, la tolerancia, el respeto y la autoridad. Y desde luego, esa autoridad debe ser firme.

     La apuesta por la “no violencia” requiere de un razonamiento para que los niños entiendan que las peleas no son el camino hacia una solución y que la violencia genera más violencia. Es indispensable que haya diálogo entre padre e hijo, y que este diálogo sea bidireccional (de padre a hijo y al revés), ya que ambas partes tienen que escuchar lo que el otro tiene que decir para así formular respuestas de mayor calidad.

     No estoy a favor de la violencia, pero entiendo que en cierto modo, la violencia es necesaria. No para ejercerla, sino para proyectarla. Desgraciadamente, proyectar seguridad es necesario para no tener que usar la violencia. El diálogo, la tolerancia y la negociación deben ser la primera opción para evitar el conflicto.

     Sin embargo, llegado el momento, le diré a mi hijo que si aún utilizando todos los recursos a su alcance para evitar la pelea se genera el conflicto, el niño debe poder responder a la agresión para preservar su integridad física, pero sólo como defensa. Desgraciadamente, como he dicho antes, en estos días en que vivimos, la violencia es cada vez más necesaria, aunque sea como garantía para evitar entrar en conflicto.

escrito por Administrador


One Response to “Educar en la No Violencia”

  1. 1. Marta Rubio ha comentado:

    Un artículo impecable. Estoy de acuerdo del todo.

Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin