Ene 04

      

Colesterol     El corazón es una potente bomba que bombea la sangre suficiente para atender a las necesidades del organismo. En la mayoría de las personas, el corazón realiza esta función latiendo alrededor de 60 a 70 veces por minuto, en situación de reposo, durante toda la vida de la persona. En ocasiones, después de una lesión del corazón causada por una enfermedad (como ocurre después de un ataque cardíaco, una infección vírica o algunas otras enfermedades), esta acción de bombeo puede debilitarse. El corazón es entonces incapaz de suministrar sangre suficiente para cubrir las necesidades del organismo y surge una insuficiencia cardiaca.
¿Cómo funciona el corazón?
     La sangre entra en el lado izquierdo del corazón procedente de los pulmones, donde se ha “recargado” de oxígeno. A continuación, la sangre se bombea a todo el organismo y transporta nutrientes y oxígeno a todos los tejidos del organismo, y también sustancias de desecho al hígado y los riñones para su excreción. Después vuelve al lado derecho del corazón para ser bombeada de nuevo a los pulmones y cargarse otra vez de oxígeno.

Problemas de corazón

Arteriosclerosis o Aterosclerosis:

     Arteriosclerosis es la denominación genérica de cierto número de enfermedades en las que se producen engrosamiento y pérdida de elasticidad de la pared arterial. Esta enfermedad
generalizada produce hipertrofia y degeneración de las pequeñas arterias musculares o arteriolas (arteriolosclerosis) y también en los grandes vasos, que, en su en su forma más grave, provoca la obstrucción del vaso.

     Debido a sus efectos sobre el cerebro, el corazón, los riñones, otros órganos vitales y las extremidades, la cardiopatía aterosclerótica y el accidente vascular cerebral siguen representando la causa principal de mortalidad.

     Entre los factores de riesgo probables se incluyen la inactividad física y la edad avanzada. La prevalencia de la aterosclerosis aumenta en las mujeres postmenopáusicas, en las que comienza a acercarse a la de los varones del mismo grupo de edad.

     Los factores de riesgo reversibles de la aterosclerosis son la hipercolesterolemia, la hipertensión, el consumo de cigarrillos, la obesidad y la inactividad física. Sin embargo, hay otros que no pueden modificarse como padecer diabetes mellitus, pertenecer el sexo masculino y tener antecedentes familiares de aterosclerosis prematura.

Angina de pecho:

     Cuando se produce una obstrucción de una arteria coronaria, por ejemplo, por una placa de aterosclerosis que obstruye el flujo, las arterias distales a la obstrucción se dilatan para compensar la caída de presión. Entonces se pierde la reserva coronaria que está ya empleada en reposo y al hacer ejercicio puede tener angina, es decir, isquemia (falta de riego) coronaria. Puede concluirse que cuando los órganos solicitan al corazón mayor energía, éste puede responder a su trabajo, siempre que también aumente la demanda de oxígeno por parte del propio músculo cardíaco.
     La angina de pecho es la fase que precede usualmente a un infarto agudo de miocardio y, tras ella, alguna de las arterias que conduce la sangre a los músculos del corazón queda parcialmente obstruida por arteriosclerosis, es decir, endurecimiento y engrosamiento de las arterias.
     La angina es un síntoma y no una enfermedad. Es el resultado directo de la falta de sangre en el músculo cardíaco (isquemia). Cuando uno se esfuerza, el corazón necesita más oxígeno para trabajar más y cuando las arterias coronarias están afectadas y no pueden ajustarse al aumento de la demanda de sangre, los nervios del corazón transmiten mensajes dolorosos de aviso urgente al cerebro. El dolor referido o irradiado se debe a que el cerebro, por confusión, siente los impulsos desde localizaciones cercanas como los brazos, el cuello o la mandíbula.
Infarto de miocardio:
     Un ataque cardíaco o infarto miocárdico se produce cuando un coágulo obstaculiza completamente una de las arterias coronarias, las que irrigan el corazón; la falta de sangre en los tejidos del corazón produce una destrucción parcial o total del músculo cardíaco.
     La víctima de un ataque cardíaco usualmente se queja de un dolor intenso y persistente en el tórax, que le presiona el pecho y que puede extenderse al cuello, hombro y brazo izquierdo. Otros síntomas que lo advierten son: desmayo, sudor, náuseas y falta de aire. Esta es una emergencia médica que, en casos graves, puede producir parada cardiorrespiratoria y la muerte del paciente, por lo que requiere hospitalización inmediata.
     El infarto agudo de miocardio ocasiona, en muchas ocasiones, muertes prematuras de personas en plena etapa productiva de la vida y, en quienes la superan, puede llegar a dejar secuelas graves como incapacidad prolongada e invalidez.
Insuficiencia cardiaca:
     Una persona puede percibir los primeros síntomas de insuficiencia cardiaca si siente más cansancio del habitual, debido a que sus músculos no obtienen toda la sangre rica en oxígeno que necesitan. También falta de aliento cuando realiza ejercicio. Asimismo, las personas que sufren esta alteración puede despertarse notando falta de aliento, incluso también estando tumbadas. Y, tal vez se les hinchen los pies y los tobillos, ya que, cuando se retarda el flujo de sangre, el organismo retiene más agua. También es habitual que se orine con más frecuencia de lo habitual por la noche y, a veces, el corazón parece latir más rápido o irregularmente.

Factores de riesgo

Hipertensión arterial:
     El exceso de presión en las arterias mantenida durante un período de años y no tratada puede llevar a un gran número de complicaciones, ente las más importantes destacan: la arteriosclerosis, la cardiopatía hipertensiva y el ictus. Se estima que un 20 por ciento de la población adulta tiene hipertensión o elevación de la presión sanguínea en las arterias.
     La presión arterial normal en un adulto sentado y relajado no debería pasar de 145/90 mm Hg. La existencia de cifras más altas puede ser debida a alteraciones en el riñón, hormonales o bien al endurecimiento de las paredes de las arterias por depósitos de grasa. En estos casos se pueden producir daños graves en el corazón y en el cerebro.
Colesterol:
     El nivel de colesterol y la prevalencia de cardiopatía coronaria están influidos por los factores ambientales y la dieta. Diversos estudios realizados han demostrado que la disminución de los niveles de colesterol enlentece o invierte la progresión de la cardiopatía coronaria y reduce los episodios de isquemia coronaria.
     Los beneficios de la reducción de los niveles de colesterol son mayores en los pacientes que presentan también otros factores de riesgo, como el consumo de cigarrillos y la hipertensión.
Tabaquismo:
     El consumo de cigarrillos aumenta el riesgo de enfermedad arterial periférica, cardiopatía coronaria y de cualquier patología cerebrovascular. El tabaco es particularmente peligroso en los individuos con un riesgo cardiovascular global aumentado.

     Existe una relación dosis-efecto en cuanto al riesgo de enfermedad coronaria y el número de cigarrillos consumidos al día. Los individuos que dejan de fumar presentan sólo la mitad del riesgo de los que siguen fumando, con independencia del tiempo que lleven fumando.

Consejos básicos para mejorar la salud cardiovascular

  • Adquirir el hábito de hacer ejercicio con regularidad (idealmente, todos los días una hora o por lo menos tres veces a la semana 30 minutos).
  • Caminar al aire libre a una velocidad aproximada de 4 kilómetros por hora. Al ejercitar el cuerpo diariamente se mejora la función muscular cardíaca, se puede mantener el peso adecuado y se disminuye la presión arterial y la ansiedad.
  • Alimentarse bien, de forma equilibrada y natural, con abundantes frutas y verduras y disminuyendo la cantidad de grasas, sal, azúcar y alimentos procesados industrialmente, y beber abundante agua.
  • Intentar evitar o dominar el estrés.
  • Controlar periódicamente la presión arterial.
  • Dejar de fumar y beber alcohol de forma moderada.
  • Acudir periódicamente al médico para revisión.

      

Extraído de www.sabervivir.es

escrito por Administrador


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin