Oct 26

Por Vicente Marí

  

Chocolate     Esta semana, traemos a esta sección uno de los alimentos más populares que tenemos en la gastronomía mundial. Hablar de chocolate es, en mente de mucha gente, hablar de un sinónimo de felicidad. Se dice que el consumo de chocolate puede cambiar el estado de ánimo de una persona alicaída, que es un sustitivo del sexo por el buen gusto que deja, es un producto tan valorado que actualmente se utiliza incluso en tratamientos de belleza,  aunque también se dice que contiene ciertas sustancias que causan adicción. Hoy hablaremos sobre muchos de los mitos que tiene el chocolate, y que como veremos, son muchos y curiosos.

     El chocolate llegó a Europa desde América a través de los viajes que hicieron los españoles para conquistar la mitad inferior del continente. Sin embargo, estudios han demostrado que el cacao ya se consumía en el siglo XVIII a. C., una sustancia que las culturas pre-hispánicas conferían un gran valor y del que decían que venía de Dios, tal era la importancia que le conferían. En un primer momento se consumió de forma líquida, como un especie de “cerveza”, que estaba basada en la fermentación y que incluso se utilizaba en rituales e incluso, como moneda de cambio en trueques u operaciones comerciales.

     Colón, en uno de sus viajes, probó y llevó caco a España, donde no tuvo éxito por su sabor amargo y picante y su aspecto súcio. Sin embargo, Hernán Cortés vió le dio importancia por su fuerte sabor y por su carga alimentícia, por lo que, por la relevante figura del conquistador español y en parte por lo habitual de su consumo por los colonos que se establecían en las Américas, fue calando en la corte española, sobre todo entre la alta sociedad, desde donde se extendió al resto de Europa al tiempo que se le iban introduciendo cambios que modificaban su sabor, tales como vainilla, canela o azúcar, aunque esto pudo haber sucedido ya en las Américas, donde era frecuenteel cultivo del azúcar y el comercio de especias con Ceylán o Sri Lanka.

     Durante el siglo XVII, el chocolate fue considerado no sólo como un alimento, sino como un medicamento debido a sus beneficiosas propiedades y más adelante, en el siglo XIX, se produce la gran revelación del chocolate al que se le sustituye el agua por leche, se le añaden huevos y otros ingredientes y aparece por fín, la tableta de chocolate puro, y la de chocolate con leche, que permanece hasta nuestros días.

     El chocolate es uno de los alimentos –quizá el que más- que viene asociado a las más variopintas y no siempre ciertas creencias acerca de sus propiedades y componentes. Ya desde que entró en Europa ha sido acusado de provocar enfermedades, de curarlas, de tener un gran poder afrodisíaco, de ser un eficaz tratamiento de belleza, en incluso, de causar adicción.

     Si bien es cierto que las mujeres son los mayores consumidores de chocolate, también es cierto que el chocolate puede llegar a causar una cierta dependencia, ya que en algún momento, creo que todos hemos sentido la necesidad de tomar chocolate. Esta necesidad –no digo adicción, son dos cosas diferentes- es mayor en las mujeres, por temas fisiológicos y también, emocionales. Es mucho mayor el porcentaje de mujeres que tiene pasión por el chocolate en cualquiera que sea su presentación, que el de hombres que sienten esa misma necesidad. El chocolate actúa como un analgésico, un aliviante de los sentimientos amorosos o personales, y esta es una de las razones –al margen de su sabor y su carga nutritiva- por las que su consumo está tan extendido. Aunque hay científicos para los que el ansia por comer chocolate, que varía de unas personas a otras, tiene una base neurológica. El chocolate o sus componentes desencadenan reacciones fisiológicas a nivel cerebral que pueden generar un ansia o “adicción” a la sustancia.

     Son muchos, sin embargo, los falsos mitos que conviven con el chocolate y que muchos de nosotros habremos escuchado alguna vez, entre los que destacan que provoca dolores de cabeza, alergia, acné, caries y obesidad. En realidad, la culpa no es del chocolate, sino del abuso de este o de sus derivados. No debería haber ningún problema si este consumo es moderado, siendo incluso, beneficioso.

     El chocolate puro, como alimento, es el nutricionalmente más adecuado para el consumo, especialmente si contiene un 70% o más de cacao. Por el contrario, el chocolate más consumido, el chocolate con leche, que contiene gran cantidad de leche entera y azúcar, es el menos recomendable para la salud.

     El chocolate no puede ser incluido en la categoría de sustancia adictiva. No se deben confundir dos cosas distintas e incluso divergentes como son el anhelo y la adicción. El anhelo, el ansia, es un deseo no satisfecho de una sustancia que provoca placer, como puede ser el chocolate. El anhelo es generado, habitualmente, por situaciones de estrés, y la sustancia deseada, en este caso el chocolate, hace desaparecer la tensión de manera más efectiva que cualquier otra sustancia. En cambio, en la adicción, el consumo debe ser habitual y del que no se puede controlar.

 

Efectos del consumo de chocolate sobre el organísmo

     El chocolate tiene efectos sobre el organismo que se manifiestan al poco tiempo de su consumo, tanto a nivel psicológico como fisiológicos.

     A nivel psicológico, de todos es conocido que hay mucha gente que se “medica” con grandes tabletas de chocolate para paliar, aliviar o sobrellevar momentos de angustia, tensión, preocupación, estrés. Y funciona. El chocolate es uno de esos alimentos que son consumidos en momentos de depresión o desanimo, y como su consumo está socialmente aceptado, se consume cada vez más.

     En cuanto a los efectos fisiológicos, podemos citar unos cuantos a nivel neurológico.

     Para empezar, el chocolate induce a la producción de triptófano, una sustancia vinculada a la serotonina, que es la hormona responsable de las sensaciones de tranquilidad, relajación y felicidad en el individuo.

     Por otro lado, el chocolate es rico en magnésio. La ausencia de este mineral se relaciona con los síntomas del síndrome pre-menstrual, por lo que esta es una razón más por la que las mujeres consumen más chocolate que los hombres. El chocolate, según aseguran, es capaz de mejorar sensiblemente el estado de ánimo de las mujeres, especialmente en el período pre-menstrual. Los especialistas recomiendan el consumo de 400 miligramos de magnesio para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

     El chocolate contiene teobromina, un alcaloide que tiene efectos directos sobre el organísmo. Actúa como diurético y estimula el sistema renal además de estimular el sistema nervioso central de una forma similar a cómo lo hace la cafeína. Algunos expertos creen que la feniletilmina es la que genera las supuestas propiedades adictivas del chocolate, ya que tiene un efecto similar al de la anfetamina, es decir, mejora el estado de ánimo.

     Por otro lado, el chocolate contiene grasas que, tras su consumo, provoca una placentera sensación de saciedad.

     Los carbohidratos presentes en el chocolate hacen que tras varios procesos químicos se incremente la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, lo que tiene como consecuencia una mayor fluidez mental. Se ha dado el caso de alcohólicos que en periodo de abstinencia sienten el deseo de comer chocolate como sustituto del alcohol, ya que éste se metaboliza, al igual que el chocolate, como un carbohidrato.

     El chocolate contiene antioxidantes naturales, compuestos fenólicos, adecuados principalmente como protección contra las enfermedades del corazón. Presentes habitualmente en alimentos de origen vegetal, los polifenoles ayudan también a prevenir enfermedades degenerativas, el envejecimiento de las células e incluso el cáncer. En una taza de cacao se pueden encontrar hasta 100 mg. de antioxidantes de tipo polifenólico.

    

escrito por Administrador


One Response to “El chocolate, dulce tentación”

  1. 1. josep ha comentado:

    a mi me gusta otro tipo de chocolate que produce los mismos sintomas…..

Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin