Sep 14

Por Vicente Marí

  

Café     Este artículo nació del mismo comentario inocente lanzado por cuatro personas distintas que no se conocían en cuatro lugares distintos como si fuera algo absolutamente normal, algo que personalmente, me impactó. El comentario fue: “Soy adicto a la Coca Cola”. La pregunta que surgió en mi cerebro y que ha originado este artículo fué: “¿realmente se puede ser adicto a la coca cola?”, así que decidí investigar. Al principio, este artículo se tituló Adictos a la Coca cola, pero a medida que me fui informando, le cambié el título por ese que leen en la parte superior.

     El término adicción que nos ofrecen algunos diccionarios se refieren al hábito que se adquiere por la necesidad de alguna cosa o sustancia sobre lo que no se tiene control, por lo general de naturaleza tóxica, o por afición desmedida a ciertos juegos. Conociendo esa definición, la respuesta a mi pregunta es sencillamente “sí, se puede ser adicto a la coca cola y a muchas otras sustancias que no tienen la categoría oficial de droga, cuyo consumo podríamos considerar como normal, pero que enganchan con cierta facilidad, como por ejemplo el café, el alcohol o el tabaco”.

     Sin embargo, este tipo de adicción a las bebidas de cola tiene su raíz en una sustancia conocida como cafeína. Ya a finales de los setenta, mucha gente creía que la más popular bebida de cola contenía cocaína, una sustancia que confundían con cafeína. Aunque hablar de adicción tal vez sea exagerado para muchos, los síntomas que podría presentar un adicto son la necesidad constante. Todos, o la amplia mayoría somos adictos a algo: al sexo, al fútbol, a comer carne, a las compras, a las apuestas, a ciertos estupefacientes…

     Y ya que hablamos de bebidas de cola, pregúntese: ¿cuanta se toma al día? ¿toma más refrescos de cola que agua al día? ¿con qué frecuencia se la toma? ¿en cada comida?… Esas preguntas podrían ser suficientes para identificar a un adicto y su grado de adicción. Todos sabemos que las bebidas de cola no son una gran noticia para el cuerpo como para el paladar o su poder refrescante. Tampoco lo son el alcohol o el café, pero tienen otras propiedades que aconsejan su consumo para el cuerpo.

Contenido en cafeína     Empecemos por el principio. Tanto las bebidas de cola como el café utilizan cafeína. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso. Llega a la circulación sanguínea a través del estómago y del intestino delgado, hace efecto unos 15 minutos después de ser consumida y permanece en el organismo durante 4 horas antes de empezar a depurarse. Estimula el cerebro, el estómago, aumenta los niveles de serotonina –un neurotransmisor que estimula el buen humor- y acelera el metabolismo. La cafeína también se encuentra en muchos suplementos dietéticos adelgazantes, debido a sus efectos sobre el metabolismo. Puede ser mortal si se toman unos 10 gramos en un corto espacio de tiempo, el equivalente a 90 tazas de café seguidas.

     Sin embargo, la cafeína no es mala si se toma en dosis moderadas. Un café al día no supone ningún riesgo para la salud, incluso es beneficioso. Al ingerirse en dosis altas, la cafeína puede tener efectos negativos como taquicardias (latidos acelerados del corazón), sensación de irritabilidad, ansiedad, nerviosismo, insomnio, diuresis (necesidad de orinar continuamente, por lo que también causaría deshidratación), falta de concentración, indigestión o falta de flexibilidad muscular entre otros varios. En el caso de niños en edad de formación y crecimiento, el consumo excesivo de cafeína provoca adicción por la implantación del hábito. A esto hay que sumar a que sus jóvenes cuerpos estan en vias de desarrollo y puede afectar de forma especial y más intensa con los efectos mencionados anteriormente. Por eso, se recomienda que en lugar de tomar café por la mañana, tomen su buen vaso de leche con cacao y galletas, ya que les proporciona energía y vitaminas para empezar el día. Del mismo modo, debería moderarse o suprimirse el consumo de bebidas refrescantes de cola durante las comidas y sobre todo en cenas, ya que de esta manera, se instaura el hábito entre los jóvenes y después es difícil de erradicar.

     De todas formas, son muchos profesionales de la medicina los que desaconsejan especialmente el consumo habitual de las bebidas refrescantes de cola, ya que su alto contenido no sólo en gas sino también de otras sustancias, en algunos casos puede provocar cancer e incluso esterilidad, pueden dañan el cuerpo además de crear adicción. Consumir medio litro de refresco de cola al día durante diez años podría dar lugar a una serie de problemas como los descritos en el párrafo anterior. El consumo constante y en exceso puede causar problemas de índice físico o mental como dolor de cabeza, migrañas, sensación constante de cansancio, e incluso dolor muscular provocado por la falta de flexibilidad que apuntábamos antes, entre otros varios síntomas. También añado que en Mennta haremos próximamente un reportaje sobre los efectos de algunas bebidas refrescantes en el organísmo.

     La cantidad necesaria para provocar algunos cambios en nuestro cuerpo es de 100 mg. diarios, aunque esto no repercute en la salud. Una taza de café, que puede contener más de 150 cc, no es dañina por sí sola para la salud, pero podría serlo si sumamos la cafeína ingerida a través de otras sustancias como el té, la gaseosa dietética, el chocolate e incluso un yogur. La mayoría de los especialistas coinciden en señalar que consumir hasta 200 o 300 mg. de cafeína diaria –o bien tres tazas de café-, no tiene por qué afectar a la salud de nuestro cuerpo a largo plazo, y esto es debido a que la cafeína se puede eliminar en unas pocas horas y no se acumula en el cuerpo. Tengamos presente que muchos alimentos no detallan la cantidad de cafeína que contienen, por lo que es muy difícil saber cuanto se consume al día.

     En resumen: sí, la cafeína puede causar adicción, pero en cantidades moderadas no existe ninguna prueba de que la cafeína pueda causar adicción. La clave está en moderar su consumo.

 

escrito por Administrador


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin