Ago 24

Por Xavi Pons

  

Yoga     Si hablamos de salud, es necesario saber que salud, nutrición y ejercicio o deporte son los tres pilares sobre el que sustenta el bienestar físico. Descuidar uno de estos tres pilares es como amputar un pié a un trípode. No serviría de nada.

     Por eso, esta semana hablaremos más que de la necesidad de hacer ejercicio físico, de una disciplina que no se puede calificar como deporte, pero que podemos considerarlo ejercicio físico –y no me refiero a trabajar, que tampoco está catalogado como deporte-. Hablo de practicar yoga.

     Ya que estamos en verano, en las islas y que el clima aquí es magnífico, pude comprobar no hace mucho en una playa de nuestro litoral como un grupo practicaban yoga en la arena. Fue un espectáculo magnífico, por lo que me decidí a saber algo más de esta disciplina.

    El objetivo de realizar esta tipo de yoga al aire libre y a casi treinta grados en la arena es por un lado, evitar lesiones y por otro, eliminar el máximo de toxinas, ya que se suda más sin necesidad de esforzarnos. A esta temperatura los músculos se calientan rápidamente, lo que reduce el riesgo de lesiones, lo que permite trabajar con más seguridad e incluso ayuda a recuperarse a persona con problemas articulares, de espalda u otro tipo de lesiones.

     El Bikram es muy físico, permite un entrenamiento profundo, por lo que es muy satisfactorio para deportistas o personas que quieran trabajar a fondo su cuerpo. Todas las posturas y secuencias del Bikram han sido diseñadas para prevenir lesiones, enfermedades y limitar los efectos del envejecimiento. Su creador, Bikram Choudhury, consiguió superar una minusvalía grave gracias a esta disciplina, ya que trata cada parte del cuerpo: sistema digestivo, inmune, esquelético, muscular y nervioso. El trabajo que se realiza es sinérgico y acumulativo. Cada postura calienta y prepara los músculos para la siguiente.

    El Bikram tiene gran cantidad de beneficios, y por eso, cada vez es mayor el número de practicantes: mejora de la fuerza, mayor flexibilidad y equilibrio, pérdida de peso, definición del tono muscular y retraso del proceso de envejecimiento.

     Esta disciplina se recomienda a personas que pasan mucho tiempo frente al ordenador o aquellos que tienen jornadas estresantes. El Bikram mejora la postura corporal, alivia los dolores de espalda y cabeza y suaviza los síntomas de enfermedades crónicas. Además, ayuda a que tu piel esté suave, libre de impurezas y recupere su brillo y esplendor.  

     Lo mejor de esta disciplina es que puedes practicarla a cualquier edad, lo que representa una inestimable ventaja para decidirte a oxigenar tu cuerpo y evitar en lo posible que se oxide.

    

escrito por Administrador


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin