Jun 22

Por Vicente Marí y Xavi Pons

  

Hamburguesa     En Mennta hemos preguntado a la gente de la calle qué temas les interesan más en relación a la llegada del verano. Una inmensa mayoría plantean cuestiones sobre perder peso y sentirse bien. Con la intención de dar respuesta a esas cuestiones, iniciamos una serie de artículos sobre comida y salud que iremos alternando. Hoy iniciamos esta serie hablando sobre nutrición. 

     A la hora de comer, son muchos los  conceptos equivocados que pueden hacer que nuestro cuerpo no pierda peso y, al contrario de lo que queremos, engorde. Me viene un ejemplo que me relataron en una clínica dietética que visité al respecto de este tema: Una mujer que nunca comía grasas, todo era vegetal, la carne sin magro, pescado, lechuga, maíz, aceitunas… pero no conseguía adelgazar. La respuesta era tan simple que incluso ella acabó por admitirlo. El cuerpo también necesita grasas para mantener sus funciones. Es necesario beber agua, sobre todo ahora que llega el calor. No es necesario tener sed para beber. Es importante hidratarse antes de tener sed.

     A continuación damos respuesta a algunas preguntas sobre tipos de comida extraídos de Saber Vivir, el reconocido programa de televisión.

¿Sandwich o ensalada variada? Al contrario de lo que mucha gente piensa, una ensalada no tiene por qué ser más light que un sándwich. Todo depende de los ingredientes. Por ejemplo, una ensalada que lleve queso, patatas y mucha salsa puede resultar más calórica que un sándwich de jamón y queso o uno vegetal. Aunque como es rico en carbohidratos lentos, el sándwich sacia más, lo que evita que picotees al cabo de poco tiempo.

Trucos para mantener la línea

  • Sándwiches: elige uno con hortalizas y una fuente de proteínas magra (jamón, atún, salmón, pollo…) y tómalo con poco (incluso nada) de mantequilla o mahonesa.
  • Ensaladas: elige una completa (hortalizas + proteínas + o 1/8 de baguette) con la salsa aparte para aliñar a tu gusto.

¿Bocadillo o perrito caliente?

El perrito caliente, a pesar de su mala reputación apenas contiene grasa, y sólo tiene 300 kcal/100 g. Sin mebargo, el bocadillo, generalmente con queso, es rico en materias grasas, es decir, bastante calórico: 575 kcal/100 g de media. En ambos casos, la sensación de saciedad es la misma gracias al pan.

Nuestro consejo: Un poco de verduras en ambas recetas! Complétalo con una base de hortalizas (zanahoria rallada, tomates cherry, rábano, pepino…) o fruta fresca. Para el perrito, respeta la receta clásica: salsa de mostaza o ketchup, las demás recetas disparan el aporte calórico.

El kebab ¡tiene 965 kcal! (no está de más recordar que se supone que una mujer debe consumir 2000 kcal al día).

Nuestro consejo: Si aun así quieres seguir comiendo un kebab, te aconsejamos lo siguiente: no comas las patatas fritas (el pan es suficiente), cómelo con las verduras que te proponen y modera la cantidad de salsa, teniendo en cuenta que siempre es mejor que optes por el ketchup que por la mahonesa

¿Pizza o sandwich de jamón y queso con huevo?

¡La pizza! Sin lugar a dudas. Es rica en azúcares lentos (la masa), verduras (tomate, pimientos…), y en proteínas (queso y jamón, atún…). Es una comida equilibrada y con un valor energético moderado (300 kcal de media por ración). Los sándwiches de jamón y queso con huevo asocian demasiadas grasas (mantequilla y queso), con un pan refinado que se asimila con rapidez. El aporte calórico, además es de ¡entre 500 y 800 kcal !

Nuestro consejo: Es mejor que optes por una pizza de verduras con jamón o pescado, que no de quesos. Será más equilibrada y menos calórica. Si eliges el sandwich, elige una ensalda sin aliño para acompañar.

 

La próxima semana, más.

escrito por Administrador


Deja tu comentario

Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin